¡Con brackets no! ¿O sí?

brack

Por @saraimolinn

La semana pasada una de mis amigas, que no se caracteriza precisamente por tener pelos en la lengua, vino muy deprimida a platicarme algo que, según ella, pondría fin a su vida sexual: le colocarían brackets. También conocidos como ‘frenos’, esos aparatitos metálicos te prometen una dentadura perfecta pero, por lo pronto, convierten tu boca en algo parecido a un abrelatas. Para ella era el fin del mundo, mientras me lo contaba empezó a llorar porque pensaba que los brackets destruirían su sex appeal y, a la vez, se le iba a complicar besar a su novio y ni hablar de tener sexo oral…   

Recordé que la novia de un amigo usaba brackets y él me contaba que sentía que al momento de la felación le iba a reventar los testículos. Estaba exagerando, claro, pero todos sabemos que los hombres son delicadísimos con sus penes, no obstante lo fuertes y viriles que crean ser. Viven en el constante temor de que la bragueta les enganche el pellejo, se les ponga morado y tengan que someterse a una circuncisión extrema. Se sienten máquinas de vigor y fortaleza cuando les haces sexo oral, pero si los muerdes un poco fuerte ¡lloran como colegialas!

En fin, mi amigo me contaba que buscaba la forma de evadir esa práctica besando a su chica, pasando directamente a la penetración y realizando todo tipo de posturas. Sin duda existe riesgo al practicar sexo oral a alguien, sea hombre o mujer, si usas brackets. Se han registrado casos en que los aparatos rasgan la piel. Si a tu novio le ocurre esto hay que acudir inmediatamente al hospital y darle tratamiento, de lo contrario la herida puede complicarse y al final quizá perderás a tu novio, pero ganarás una amiga…  Jua, jua.

Bromas aparte, algo debe quedar claro: usar brackets no te incapacita para practicar sexo oral. Hay quienes recomiendan usar cera o silicona dental, aplicarle lubricante a tu pareja o bien, pedirle a tu dentista que te ponga ligas en los brackets en vez de alambres. Yo creo que basta con cubrir bien tus dientes con tus labios –lo cual, dicho sea de paso, debería aprenderse en el nivel básico del curso de sexo oral, es como Palitos y Bolitas I. Si te decides por esta sencilla opción, practica con una banana: si al terminar queda marcado el bracket, repite el ejercicio. 😉

Y no te acerques a las áreas con vellos muy cortos, en general es más probable que sean éstos los que queden enganchados.

Ahora que si a pesar de todas estas precauciones, uno de los brackets se engancha con el pene de tu novio/esposo, toma unas tijeras de presión y ¡córtalo! El bracket, obvio…

Anuncios

5 comentarios en “¡Con brackets no! ¿O sí?

  1. A mi me ha tocado con brackets. Confieso que me dió miedo al principio… Pero mi pareja tuvo mucho cuidado de no lastimarme. Lo que si, no llegamos a un orgasmo, solo fue para dar placer y estimular un poco. Supongo que para alcanzar un orgasmo si necesitas mas libertad de maniobra….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s